NIEBLA Y NOSTALGIA

 

Un domingo de invierno como éste, pisar la calle en busca de un café cargado y sobrecogerte un sentimiento de nostalgia, es bueno para el alma seguro. Una extraña sensación de calidez y paz a tu alrededor me arropa el espíritu; es la esencia de mi mismo, es la esencia de lo que soy, es la esencia de quien soy.

  
B O L E T I N