TRADICION

Tengo un especial recuerdo de mi infancia de LA PLAZA, como todo Logroño conocía al Mercado de Abastos que se encuentra en la calle Sagasta, 1, yendo hacia el puente de hierro.

Los sábados que acompañaba a mi madre y su carro de cuadros hasta el bullicioso edificio, donde se encontraban puestos en los que se vendía toda clase de productos, abarrotados siempre de ciudadanos dispuestos a llevarse el mejor género, donde la vez se daba de palabra: “QUIÉN ES LA ÚLTIMA, servidora”, era para mi un día especial, lleno de sonidos nuevos, colores, olores a verduras, carnes, pescados y mariscos….. incluso sensaciones, en algunos casos de cierto respeto, cuando pasábamos al lado del vendedor de “bacalo seco“, con ese olor especial, su delantal verde con rayas, su gran guillotina y su siniestra mirada…. La verdad es que aun ahora lo recuerdo y me da un leve escalofrío !!!.

Cuarenta años más tarde, el edificio sigue igual, con sus consiguientes mejoras y remodelaciones, pero ya no se respira esa explosión de vida, con rios de gente discurriendo por sus pasillos. Ahora hay puestos cerrados, en los que ya no hay que esperar a penas y las calles están semi-vacías.

El comercio tradicional va desapareciendo, en favor de los grandes hipermercados, con capital extranjero.

Si dejamos perder las tradiciones, perderemos una parte de nuestra historia.

  
B O L E T I N