Momentos para el corazón

Como cada año en las fechas previas a la Navidad, todos nuestros niños nos deleitan con un puñado de habilidades que van interiorizando durante el curso extra-escolar. Desde fuera del núcleo familiar, puede parecer la insistente y aburrida función que cada año se repite.

Si esa es tu idea, no puede ser más equivocada.

Con nuestra presencia se afianzan lazos familiares entre los más pequeños, aportándoles la confianza en si mismos que en etapas posteriores de la vida les será tan útil.

Si el trabajo te agobia, el día a día te absorbe y los problemas no te dejan ver con claridad, aparta todo ello a un lado y escápate para ver como evolucionan los más pequeños, como se relacionan con su entorno y como afrontan lo que para ellos son momentos de estrés.

Los niños crecen y no esperan por nada ni por nadie, de ti depende estar ahí, apoyando, acompañando, disfrutando y siendo partícipe de estos pequeños logros de independencia y de crecimiento personal que tus hijos van logrando.

Auténticos momentos que van directos al corazón, no puedes perdértelos.

  
B O L E T I N