Ensoñaciones

Desde hace tiempo tenía ganas de experimentar con lentes descentrables.

Mi bolsillo, y más después de esta insufrible crisis, no está como para hacer grandes desembolsos, así que en vez de alquilar o comprar la lente de canon valorada en más de 2000 € creada a tal efecto, he recurrido a los conocidos objetivos LENSBABY, en concreto COMPOSER PRO con la óptica Sweet 35, bastante más económico que el apreciado Canon TS-E 45mm f/2.8 Tilt Shift Lens.

Después de numerosas peripecias como retenciones en la aduana, transferencias, faxes, email y tramites varios y transcurrido un mes, el paquete llegó a casa, de eso hace ya un par de mese por lo menos.
Hoy por fin, me he visto con ganas de montarlo en la 5D y salir a hacer unas pruebas.

En el primer contacto me ha resultado complicada su utilización, hasta que te haces con los planos y consigues enfocar donde quieres pasa un buen rato de pruebas y disparos fallidos. Después de 2 horas de pelear con él empiezan a surgir resultados, cuando menos interesantes, que te hacen ver la realidad desde un punto de vista diferente, etéreo y un tanto irreal, pero ahí está la magia que lo caracteriza.

La primer impresión favorable, aunque aún queda mucho trabajo por delante hasta que consiga domarlo y predecir los resultados.

Como muestra unas cuantas imágenes de la tarde.

 

 

  
B O L E T I N