Domingo de armonía.

Cuando el ánimo no está en su mejor momento, cuando la vida crees que te pisa y te llena la mochila con piedras que no mereces, ahí está siempre la fotografía, para relajar el espíritu y apartar la losa que oprime y no te deja respirar.

Para mi es la mejor de las terapias, que me ayuda a soportar los momentos en que todo no es como te gustaría que fuese.

El relax del momento, de la búsqueda del instante en que ojo y mente confluyen en un click, en esa décima de segundo en que todo se armoniza, líneas, colores e intención.

Que maravilloso momento!!!!

  
B O L E T I N