Parque Natural de las Bardenas Reales

El desierto más grande de Europa.

Al sureste de Navarra, muy cerca de Tudela y en mitad de la gran depresión del Valle del Ebro, se encuentra este territorio de paisajes singulares esculpidos por las lluvias torrenciales y el cierzo, ese viento intenso y casi permanente que deseca cuanto barre con su poderoso aliento. Bardenas Reales: un lugar tan extraño como atractivo.

Es recomendable visitarlo alguna vez en la vida, cámara en mano, con las luces del atardecer. Las sombras, los contrastes, los relieves interminables se abren ante nuestros ojos con un esplendor desmedido.

La dureza del desierto, la aspereza del clima a unos kilómetros de Tudela, en la provincia de Navarra.

Se trata de un Parque Natural de belleza salvaje declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Un paisaje semidesértico de 42.500 hectáreas que impacta y sorprende con cada nueva visita. Un espectáculo insólito al sureste de Navarra, próximo a Tudela, que a pesar de su apariencia desnuda e inhóspita, esconde grandes valores naturales.

En Bardenas Reales, la erosión de sus suelos de arcillas, yesos y areniscas ha esculpido caprichosas formas creando un mundo de apariencia casi lunar poblado de barrancos, mesetas planas y cerros solitarios. Fuente de inspiración de pintores y escritores y escenario de anuncios televisivos, videoclips musicales y películas como “Airbag”“Acción Mutante”“Orgullo y Pasión” o “El mundo nunca es suficiente”.

  
B O L E T I N