Semana Santa Sevillana

Noche sevillana del Domingo de Ramos de 2011

Es singular la Semana Santa sevillana.
Una mezcla de devoción y fiesta está presente en cada esquina, en cada rincón de esta bella ciudad.
El Guadalquivir a su paso, es testigo mudo de los miles de encapuchados que esta noche salen a las calles, mostrando sin pudor su devoción, orgullosos de pertenecer a alguna de las cofradías, que recorren con pasión las decenas de kilómetros que les esperan, hasta altas horas de la madrugada.
Un ambiente muy especial se puede percibir en toda la ciudad.

La noche del Domingo de Ramos en Sevilla es de lo más variopinta. La calle es tomada por sevillanos devotos, turistas curiosos y jóvenes con ganas de trasnochar.
Esta mezcla aporta un aire festivo, al calor de la noche, donde la embriaguez llega por el olor a incienso y los vapores etílicos de los bares y terrazas que se agolpan al paso de la imaginería santa.
Los redobles de tambores mezclados con las notas de los instrumentos de viento, llenan el ambiente de un sonido característico y único en nuestra geografía.

La belleza estética y acústica está servida.

  
B O L E T I N